Paz con piezas rotas

El poder de la resiliencia

Domingo de la Paz 2022 testimonio

La vasija de barro que estaba hacienda se echó a perder en las manos del alfarero, y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor” (Jeremías 18,4).

Este tema se ha discutido mucho recientemente, especialmente desde que la pandemia causó problemas de salud adicionales, pérdida de la esperanza, etc.

¿Qué es exactamente la resiliencia?

Durante mi capacitación en el Instituto de Construcción de Paz de Mindanao en 2018, conocí a una mujer cristiana palestina quien compartió sobre su vida en una zona de guerra. Mi mayor pregunta es ¿cómo pueden tener un carácter tan fuerte y resistente en un lugar tan caótico? ¿Cómo ha lidiado ella y su familia toda su existencia en medio de persecuciones, hostilidades e incluso explosiones de bombas que acaban con la vida de sus amigos?

La resiliencia se define como la capacidad de recuperarse de la adversidad, adaptarse, seguir adelante y, en ciertos casos, incluso prosperar, escribe Eilene Zimmerman. La genética, el antecedente personal, el entorno y el contexto situacional, todos estos factores juegan un papel en la resiliencia de una persona.

Creo que la resiliencia puede desarrollarse en las personas y sociedades a través de crisis, desafíos, calamidades, tragedias y sufrimientos donde pueden hacer las paces con la situación y adaptarse a la incertidumbre; esta es la fortaleza de la resistencia interna. 

Viktor E. Frankl, en su legendario libro sobre su paso por un campo de concentración, dice: “uno podría hacer de estas experiencias una victoria, convirtiendo la vida en un triunfo interior, o uno podría ignorar el desafío y simplemente vegetar, como lo hizo la mayoría de los prisioneros”. Este es un pensamiento poderoso avalado por la experiencia real sobre la capacidad de lograr resiliencia en medio de la adversidad.

Durante mi clase de sanidad psicosocial y del trauma en el seminario Anabaptist Mennonite Biblical Seminary (AMBS), aprendí sobre el arte del kintsugi. Kintsugi es una maravillosa habilidad para restaurar objetos destrozados al barnizar las grietas y espolvorearlas meticulosamente con oro en polvo. Los defectos dorados, según la tradición japonesa, hacen que las piezas sean aún más preciosas. Es hermoso pensar en esta técnica como una metáfora de nuestra vida, imaginar nuestros aspectos dañados y rotos irradiando luz, oro y belleza.

Kintsugi nos enseña que las partes heridas de nuestro cuerpo nos hacen más fuertes y mejores de lo que éramos antes. Cuando pensamos que estamos rotos, podemos recoger las piezas, volver a armarlas y aprender a apreciar las grietas.

En el Antiguo Testamento, Dios Jehová, también conocido como la mano del alfarero, convierte a Israel en una vasija nueva (Jeremías 18,4). Me gustan las palabras “volver a hacer” que se usan aquí. Creo que este es un proceso de convertirse en una nueva creación, una nueva persona, que solo Dios y nosotros podemos hacer que se lleve a cabo.

Es un viaje de nuestro encuentro con Dios y, al mismo tiempo, nuestra práctica de autoconciencia, autodescubrimiento, auto sanidad o auto transformación para ser una nueva vasija en la mano del Creador para el propósito y la gloria de Dios.  

Este Domingo de la Paz, mientras recordamos las dificultades, las heridas, los traumas, los desafíos, el sufrimiento o el dolor, con la ayuda de Dios y las manos amorosas, podemos ser vueltos a hacer una nueva persona y una nueva comunidad de Dios.

¿Estamos dispuestos a aceptar nuestro quebranto, vulnerabilidad y cicatrices para ser transformados en una comunidad de Dios más resistente para que podamos empoderar a quienes nos rodean?

Este es el poder de la resiliencia: trabajar con Dios para cocrear una novedad de vida en nosotros mismos; para ser más prolífica, viva; ser un nuevo ser humano; y ser un nuevo pueblo de Dios en este mundo cambiante. ¡Hagamos las paces con nuestros pedazos rotos!

Andi O. Santoso es miembro de la Comisión de Misiones. Es ministro ordenado en la iglesia menonita GKMI en Indonesia.

Domingo de la Paz 2022


  1. Eilene Zimmerman, “What Makes Some People More Resilient Than Others”, New York Times (https://www.nytimes.com/2020/06/18/health/resilience-relationships-trauma.html)
  2. Viktor Emil Frankl, Man’s Search for Meaning: An Introduction to Logotherapy (New York: Pocket Books, 1959, 1963), 115.
  3. Candice Kumai, “Honor your imperfections with the Japanese art of ‘Kintsugi’,” Shine (https://advice.theshineapp.com/articles/honor-your-imperfections-with-the-japanese-art-of-kintsugi/)

You may also be interested in:

Peace Sunday 2022 – worship resource

Tema Resiliencia: Ser una nueva creación en medio de las crisis externas Por qué se eligió este tema ¿Cómo mantenemos la resiliencia en las... Leer más

Comentarios