Disposición a escuchar

Víctimas y diálogos de las FARC

“El amor y la verdad se darán cita… La justicia irá delante de él…” (Salmo 85,10.13).

Las personas de la Iglesia Cristiana Menonita de Colombia creen en esta visión de justicia y reconciliación incluso cuando es difícil. El 27 de julio de 2020, en la región de San Rafael de Colombia, Carlos Sánchez, de la Iglesia Menonita de Colombia (IMCOL) ayudó a facilitar una reunión entre cinco residentes locales sobrevivientes de la violencia y persecución relacionadas con la guerra y ocho ex guerrilleros de las FARC quienes firmaron un acuerdo de paz en 2017. La presidenta de IMCOL, Yalile Caballero, el pastor menonita Peter Stucky y el director menonita de Sembrandopaz, Ricardo Esquivia, envían saludos en señal de apoyo a la iniciativa.

La reunión no solo fue una oportunidad para que los grupos se escucharan, sino también para firmar un documento demostrando la intención en pro de la verdad y la reconciliación.

“Hubo disposición a la escucha de ambas partes”, dice Carlos Sánchez.

Respaldados por recortes de periódico, los y las sobrevivientes presentaron sus historias. Una de ellas perdió a su padre en la “masacre del camión volcador EPM” en la comunidad rural de Tesorito. A otra persona le negaron sus derechos básicos y su libertad de movilizarse se vio restringida por la presencia de paramilitares y guerrilleros en su comunidad de origen. Otra vio desaparecer a sus familiares.

Las personas que sobrevivieron expresaron su temor de que la violencia regresara a San Rafael. El municipio de San Rafael está integrado por 54 comunidades rurales, con alrededor de 17.000 habitantes. Cuenta con tres plantas de energía, minería y cultivos de café y caña de azúcar. Sus ricos recursos hacen que el territorio sea vulnerable a la violencia futura debido a las tensiones por la extracción de recursos y los beneficios económicos desiguales.

Quieren cambiar esa trayectoria: trabajos para los jóvenes, una búsqueda de los desaparecidos y dignidad para las familias de las personas asesinadas. Se les preguntó a las personas firmantes: ¿qué podemos hacer? ¿Y cómo podemos ayudar?

Luego de escuchar a los y las sobrevivientes, las personas que fueron miembros de las FARC reiteraron su disposición de esclarecer y sacar a luz los actos de violencia denunciados por las personas sobrevivientes.

En forma conjunta, las personas sobrevivientes y las personas que formaron parte de la guerrilla consideraron los pasos futuros a seguir.

Las ideas incluyen:

  • convocar a eventos similares para incluir a las organizaciones de apoyo a víctimas,
  • implementar actividades para decir la verdad y reconstruir la memoria histórica,
  • promover una mayor conciencia y adopción de los Acuerdos de Paz,
  • celebración de foros y eventos públicos para el perdón, la esperanza, la verdad y la reconciliación (incluidos el ejército y la empresa de energía y servicios públicos)
  • realizar procesos de búsqueda de las 253 personas desaparecidas debido a los grupos armados,
  • ofrecer reparación a las víctimas,
  • buscar la participación de los niños como consolidadores de paz, y
  • utilizar los medios de comunicación.

Esta reunión finalizó con la plantación de un árbol cafetero en forma conjunta, representando de esa manera la identidad y los valores de San Rafael antes de que la violencia llegara a la comunidad.

—Comunicado del Congreso Mundial Menonita con archivos de Carlos Sanchez

You may also be interested in:

The road to peace after the plebiscite in Colombia

El 2 de octubre se realizó un plebiscito para que la ciudadanía colombiana avalara o no el acuerdo logrado luego de four años de negociaciones entre... Read More

Comments: