Combustible para el minibús de Dios

“¿Qué es lo que tienes en la mano? Dios le preguntó a Moisés en Éxodo 4,2.

Moisés no estaba seguro que si lo que tenía era suficientemente grande como para que el Señor pudiera usarlo. De manera similar, a menudo ponemos excusas cuando se trata de servir a Dios a la hora de dar.

Cuando damos, conferimos algo a otra persona sin esperar alguna compensación.

El dar, expresa la generosidad de Dios, así como lo dice 2 Corintios 9,11.

La pregunta de Dios a Moisés es también para la humanidad de hoy: ¿damos excusas cuando se trata de dar?

Diariamente compramos teléfonos con saldo, pero ¿le decimos a Dios que no tenemos nada para apoyar a su iglesia? Compramos combustible para nuestras motocicletas /autos; ¿Será cierto que no tenemos nada que dar?

La historia del minibús

Como poner combustible en un minibús público, el dar, es un misterio que permite que el gran plan de Dios, de redimir a la humanidad, avance.

En un minibús tenemos tres personajes que tienen un rol: la persona que conduce, la persona que cobra y las personas que utilizan el servicio.

  • La persona que conduce opera el autobús en la dirección que se supone debe ir.
  • La persona que cobra recoge el dinero de las personas que utilizan el servicio. Esto le da a la persona que conduce, la confianza de que el minibús llegará a donde las personas van.

En este escenario, el minibús actúa como la iglesia, la persona que conduce es Dios, la persona que cobra es el pastor y las que utilizan el servicio son la personas que forman parte de la iglesia.

Tanto el pastor o pastora, como las personas que formanan pate de la iglesia, tienen un rol que desempeñar para cumplir con la visión de Dios para la iglesia.

Una de las tareas que el Señor ha confiado a los pastores y pastoras, es hacer saber a las personas, quienes forman parte de la iglesia, que dar para apoyar la visión de Dios, es uno de los requisitos de Su iglesia.
Si no hay apoyo, es difícil para la iglesia moverse. Al igual que con el minibús, no apoyar a la iglesia es sinónimo de privar a quien conduce – Dios – del combustible para realizar su visión – el evangelio – para el mundo.

Dios nos llamó a su visión de hacer discípulos y discípulas. Él está buscando que demos lo que sea que tengamos de modo a que su misión se mueva.

Hacer discípulos y discípulas

El dar, es parte del mandato de Dios de hacer discípulos y discípulas . El dar cristiano, es la actividad de la gracia de Dios; abre las puertas de bendiciones en nuestra vida (2 Corintios 8,1–7).

La misión de Dios, de hacer discípulos y discípulas, depende del personal de trabajo que es la iglesia.

Dios nos llama a estar con disposición a rendirnos, a dar y apoyar sin recibir nada a cambio (Filipenses 3,8).

La Biblia nos cuenta tantos ejemplos de personas quienes dieron para Dios, a pesar de su posición social:

  • En 1 Reyes 17,7–16, una viuda dio su único pan al profeta Elías.
  • En Marcos 12,41–44, la viuda pobre dio todo lo que tenía.
  • En 2 Corintios 8,1–3, la iglesia en Macedonia dio generosamente a pesar de la aflicción.

El dar no es una opción; es lo que todas las personas creyentes debemos cultivar, ya sea que seamos personas ricas o no.

Muchos afirman que son pobres – que no tienen nada que dar.

¿Es esto cierto? No.

Déjeme contarle sobre nuestras amistades en Mangochi (nuevas personas creyentes de origen musulmán).

Se les ha enseñado que Dios quiere que apoyen su trabajo, por esta razón ellos dan de lo que Dios les ha bendecido en su jardín o campo.

¿Esas personas dan porque tienen mucho? No. Pero dan tomates, plátanos, yuca, cacahuetes, nandolo (guisantes) y mangos.

Dios no nos confió a ninguno de nosotros (hombres y mujeres) un frasco vacío. Cuando Dios le llamó a usted a ser parte de su visión, Él sabía que usted tiene algo en su frasco.

¿Qué tiene usted que Dios le pide que dé para Su obra? Sea lo que sea que Dios le pide que rinda hoy, Él sabe que lo tiene y que puede hacerlo por Él.

-Un lanzamiento del Congreso Mundial Menonita de Madalitso Kaputa. Madalistso Kaputa es pastor de la Iglesia de los Hermanos en Cristo en Malawi. Dio este sermón en la conferencia anual de la iglesia nacional.

#followingJesus
#sigamosaJesus

 

Leer también
Nacer para la misión, morir por la misión
 

Comments: