Una oportunidad de oro para fortalecer los sistemas de salud

“¡No en mi guardia!” Las matemáticas no fueron lo suficientemente buenas para Sara Hildebrand. El plan COVAX para llevar mil millones de dosis de vacunas a las personas en el mundo en desarrollo llegaría a menos del 20 por ciento de las personas más pobres del mundo en el 2021. “El mundo necesita personas de fe para alzar una voz colectiva”, pensó el fundador de Millennium Kids, una organización que promueve los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Nació una campaña canadiense llamada ‘Love My Neighbour (LMN)’ (Amo mi Semejante). Sara Hildebrand y los asesores reunieron a personas en el liderazgo religioso de todas las tradiciones – y a niños y niñas – con el propósito de recaudar fondos para aumentar el número de dosis para las personas más pobres del mundo.

En nombre del Congreso Mundial Menonita, los miembros han contribuido con 56.470 dólares canadienses a la campaña ‘LMN’ (por sus siglas en inglés) y con 26.189.30 dólares estadounidenses a la campaña interreligiosa de UNICEF en EE. UU., Movimiento para el fin de la pandemia, inspirada en ‘LMN’ – todo en apoyo de la campaña de vacunación contra el COVID-19 de UNICEF.

Estos fondos harán más que traer vacunas. En una conferencia de prensa con Sara Hildebrand y el Ministro de Desarrollo Internacional de Canadá, Harjit Sajjan, Dr. Aboubacar Kampo, Director de Programas de Salud de UNICEF, dice que la organización está fortaleciendo los sistemas de salud para que sean más resilientes.

Las dosis donadas siguen fluyendo en el 2022: COVAX planea llevar 4.1 billones de dosis a personas de países en vías de desarrollo y así alcanzar el 70 por ciento de la población mundial. La donación de 25 dólares canadienses recomendada a UNICEF para la campaña ‘LMN’ahora financia la absorción de la vacuna para 20 dosis: equipo de protección personal (PPE, por sus siglas en inglés), almacenamiento en frío, transporte e incluso capacitación para sistemas de salud frágiles. 

La campaña Ama tu Semejante continúa. Aún no se han alcanzado los objetivos.

“Esta es una oportunidad de oro para fortalecer los sistemas de salud para todas las personas”, dice el Dr. Aboubacar Kampo. Pero un desafío continuo es desarrollar “confianza para ponerse las vacunas”.

“Necesitamos utilizar las redes de la sociedad civil para llegar al corazón de la comunidad”, dice. Las personas en el liderazgo de la iglesia pueden compartir información creíble y ayudar a los miembros a pensar con claridad y evaluar cuidadosamente.

El ministerio de salud de Zimbabue exhorta: “¡El COVID-19 es real: vacúnese, utilice la mascarilla, lávese las manos, mantenga el distanciamiento social y use desinfectantes!” Para el país de más de 14 millones, COVAX ha enviado poco menos de 4 millones de dosis hasta el momento de la publicación.

“Ahora hay vacunas para quienes las necesitan”, dice Barbara Nkala, representante regional del CMM para el sur de África. Hubo numerosas muertes entre junio y septiembre del 2021, antes de que las vacunas estuvieran ampliamente disponibles. Algunas personas siguen siendo renuentes.

Muchas personas en el liderazgo de la iglesia abogan por la vacunación, dice, pero no se puede obligar a la gente.


Lea más:

COVAX dashboard:

Vaccine misinformation management guide

 

You may also be interested in:

hand holding vaccine vial with blurred, masked face of health worker in background

Love neighbours: share vaccines

En Tanzania – hogar de 66.744 miembros bautizados de la ‘ Kanisa la Mennonite Tanzania ’ – menos del uno por ciento de la población ha recibido... Leer más

gahn logo

GAHN webinar: Global Anabaptist perspectives in fighting a pandemic

Perspectivas anabautistas mundiales sobre la lucha contra una pandemia ¿La fe marca una diferencia? Red Anabautista Mundial de Salud (GAHN) 27 marzo... Leer más

Comentarios