Renacimiento en el encierro

“La gente en África ha respondido favorablemente al evangelio de Jesús y siempre se ha vuelto a Dios en medio de la adversidad”, comenta Samukeliso Ndebele, predicador laico, anciano de la iglesia y secretario del distrito de BICC en Harare. 

Aunque las restricciones del COVID-19 limitan el número de personas que se reúnen en las iglesias, no limitan el mensaje de la misma. La iglesia Congregations of Brethren in Christ Church de Zimbabue lleva a cabo servicios de avivamiento trimestrales, y no dejó que el COVID-19 los detuviera. 

“Cuando se prohibieron las reuniones en persona, fue un gran golpe para los creyentes, sin embargo, se utilizó la tecnología para continuar las reuniones”, señala Samukeliso Ndebele.

El liderazgo de BICC de Zimbabue alentó a los miembros a orar y tener compañerismo como familias, dice el reverendo Absalom Sibanda. Los servicios se transmitieron en audio, en WhatsApp, en vivo en Facebook o, con menos frecuencia, en Zoom. 

“Esto dio lugar a avivamientos en línea por WhatsApp”, afirma el reverendo Absalom Sibanda. 

El liderazgo de BICC de Zimbabue creó grupos de chat de WhatsApp para las congregaciones locales, pero la noticia se extendió a los miembros de la iglesia de BIC en Sudáfrica, Botsuana, Zambia, Mozambique, Namibia, Suazilandia, el Reino Unido y EE.UU.

“Dado que muchas personas estaban encerradas en sus casas y pasaron muchos meses sin asistir a la iglesia, esto produjo un hambre y una sed de la Palabra de Dios en muchos”, informa el reverendo Absalom Sibanda.

Además, el comité nacional femenil de Omama Bosizo utilizó WhatsApp para llevar a cabo una conferencia en línea con la evangelista de Lobengula Women’s Fellowship de la conferencia de BICC como oradora invitada.

“Estos avivamientos en línea fueron diferentes porque permitieron que las personas asistieran a los servicios en diferentes congregaciones y países”, comunicó Samukeliso Ndebele. Los participantes interactuaron más de esta manera, compartieron sus experiencias y se sintieron reconfortados, dice ella. 

Debido al COVID-19, no ha sido posible bautizar a nuevos conversos, pero los líderes de la iglesia los emparejan con un miembro maduro de la iglesia para guiarlos en el discipulado y enviarles devocionales diarios por la mañana. 

“Elimina el enfoque de la mentalidad de predicador local para pensar de forma global”, comenta el reverendo Absalom Sibanda “y rompe la tradición de estar concentrado en las paredes de la iglesia”.

La presidenta de la confraternidad femenil, Suzen Ngulube, espera que la conferencia femenil pueda proporcionar un modelo para que otras conferencias nacionales y del distrito se reúnan a medida que el virus continúe impidiendo las reuniones. “Usar WhatsApp es una gran oportunidad ya que permite que incluso aquellos que no hubieran asistido en persona a la conferencia debido a la edad y otras limitaciones puedan escuchar el mensaje del evangelio”, explica ella. “Pudimos llegar incluso a las zonas más remotas de Zimbabue y fuera del país”.

“Existe la oportunidad de difundir el evangelio hasta los confines de la tierra más rápido que nunca, así como de llegar a personas de diferentes etnias, creencias y grupos de edad (particularmente a los jóvenes quienes son los mayores usuarios de la tecnología)”, apunta Samukeliso Ndebele.

You may also be interested in:

Is church online for good?

“Todos estamos pasando por la misma tormenta, pero no todos estamos en el mismo barco. El contexto lo es todo”. Estas palabras, pronunciadas por un... Read More

Sitshokuphi Sibanda: a pioneering church planter

Un testimonio para Renovación 2027: perfil histórico Renovación 2027 es una serie de eventos que se llevarán a cabo durante 10 años, con la finalidad... Read More

Comments: