Nuevas maneras de aprender para los nuevos tiempos

Nindyo Sasongko cree que la teología debería estar disponible públicamente para una audiencia más amplia. Su experiencia con discusiones virtuales comenzó en noviembre de 2018. Cuando apareció la pandemia, Theovlogy aumentó su frecuencia para satisfacer la demanda de medios de conexión en línea. 

“El propósito inicial era que fuera para personas laicas de Indonesia que no tuvieran conocimentos de teología. Comenzamos con episodios de quince a veinte minutos sobre temas teológicos accesibles a un público general. Con el tiempo, nos dimos cuenta que nuestra audiencia había crecido, no solo en Indonesia, sino también entre mis colegas.” 

El profesor de teología y candidato a doctorado invitó a otros estudiantes de teología –provenientes de Indonesia, pero repartidos por todo el mundo, de Australia a Estados Unidos–, a que se sumaran a sus sencillas conversaciones en línea. Tres de los seis fundadores son menonitas: Nindyo Sasangko y otro estudiante de teología, Adi Widya Nugroho, se formaron en la Iglesia GKMI de Indonesia; Perdian Tumanan estudia en el Seminario Bíblico Anabautista Menonita (AMBS), Elkhart, Indiana, EE.UU. Dicha reunión se convirtió en Theovlogy, un canal de discusión en línea sobre teología que ya tiene casi 250.000 seguidores. 

Preocupado por la accesibilidad de aquellos con malas conexiones a Internet, Nindyo Sasongko convierte las grabaciones en audios que se retransmiten mediante podcasts (archivos multimedio). Pero, se da cuenta de que las trabas de acceso van desapareciendo poco a poco. Durante la pandemia, a veces los habitantes de las zonas rurales de Indonesia tienen una mejor conexión que él en Nueva York. 

Theovlogy se lanzó en inglés –y para un público más amplio– en 2019, en el Festival Mundial Menonita de Construcción de la Paz del Congreso Mundial Menonita, en los Países Bajos, cuando conversaron con Ben Goossen, historiador menonita.  

La audiencia proviene de una variedad de tradiciones diferentes; “probablemente cristianos más progresistas, pero también conservadores”.  

Entre los invitados había expertos reconocidos en sus especialidades, pero al principio invitaban  a sus amigos. 

“Queríamos ofrecer un formato no elitista. Invitamos a estudiantes universitarios con pasión por la teología, personas que hayan publicado artículos.” 

Un nuevo anhelo de diálogos teológicos 

La pandemia fue “una bendición disfrazada” para Theovlogy, afirma Nindyo Sasongko. Los organizadores estaban ocupados con el trabajo académico; habían pasado seis meses sin un nuevo episodio. Luego, se produjo el confinamiento a mediados de marzo y todos tenían más tiempo en casa. “Pensé que estaría loco si solo me preparaba para las clases.” Entonces, Theovlogy revivió. Pronto Nindyo Sasongko se enteró de otros podcasts en Indonesia que seguían su ejemplo. 

Dar clases en línea hacía que Nindyo Sasongko se sintiera sobrecargado de trabajo. “Antes de la pandemia [para discutir asuntos teológicos], nos reuníamos con nuestra audiencia y nos planteaban preguntas directamente. Ahora, solo podíamos ver sus escritos y preguntas breves; no podíamos ver las expresiones de su rostro.” 

Pero en Theovlogy, “nuestras conversaciones han sido muy saludables para mí”. 

“Nos dimos cuenta que las personas podían prestar atención e interactuar mientras veían nuestras conversaciones”, comenta Nindyo Sasongko. “Antes de la pandemia, el lapso de atención habitual de personas de la iglesia era de veinte a veinticinco minutos. Durante la pandemia, la gente mantenía su atención durante casi una hora respecto a temas teológicos difíciles que discutíamos. Y podían volver a ver o escuchar. No vi que esto sucediera antes de la pandemia.” 

“A través de este podcast, nos dimos cuenta de que habíamos creado una comunidad”, expresa Nindyo Sasongko. Los anfitriones e invitados interactúan con la audiencia durante la sesión en vivo de preguntas y respuestas, y con el intercambio de comentarios en las sesiones grabadas. La audiencia incluye a personas que ninguno de los creadores conoce, “incluso de diferentes tradiciones religiosas”. 

“Este es un espacio seguro”, afirma. Los anfitriones e invitados hablan de la fe y la religión, “sin ser juzgados por doctrinas, dogmas o reglas”. 

“Nuestra audiencia tiene la posibilidad de acceder a cuestiones teológicas que antes no tenía. Muchas personas de nuestra audiencia esperaban una teología que defendiera y justificara la fe.” Pero el podcast muestra diferentes puntos de vista teológicos. La audiencia ve cómo se puede abordar la teología, no desde un punto de vista justificativo, sino desde un punto de vista más amistoso, coloquial y hospitalario.  

Theovlogy ha tenido como invitados a un académico musulmán y a un agnóstico. “Nunca nos habíamos encontrado con este tipo de apertura y hospitalidad en el cristianismo”, les dijeron tanto los invitados como los oyentes. 

“En este sentido, puedo ver que esta es una manera menonita de facilitar la reconciliación”, expresa Nindyo Sasongko.

¿Lecciones para la nueva normalidad? 

“Cuando podamos, sentémonos y hablemos”, dice Nindyo Sasangko.  

Pero, mientras tanto, ha visto el potencial de que incluso una experiencia a distancia, mediada por la pantalla, proporcione una conexión: el concepto de comunidad que los anabautistas creen que es imprescindible para la iglesia. 

“La iglesia derriba barreras”, afirma Nindyo Sasongko. Los cultos virtuales lo han hecho de una nueva manera, haciendo posible que personas de todo el mundo participen juntas en la iglesia. Según Nindyo Sasongko

, “esto quizá sea lo que dice el apóstol Pablo: en Cristo todas las barreras son derribadas, ya no hay judío ni griego”. 

Los diálogos virtuales brindan la oportunidad a personas de diferentes tradiciones religiosas de dialogar y aprender. “En Manhattan Mennonite Fellowship, invitamos a una persona sufí a hablar con nosotros. Sus discípulos lo vieron desde Indonesia.” En otra ocasión, un rabino judío invitó a sus colegas a que lo vieran. 

“Considero que éste podría ser el futuro de la iglesia.”  

“Hay una apertura que no existe cuando nos reunimos en persona dentro de cuatro paredes”, expresa. 

Reunirme en línea “representa un desafío para mi propia teología”. “Soy vulnerable; debo abrirme a la posibilidad de ser conmovido, desafiado, interrumpido, cambiado y transformado por mis encuentros con los demás. Aprendo que todavía estoy en proceso de transformarme, y este proceso a veces es doloroso.” 

“Como todos los seres humanos estamos conectados hoy en día a través de Internet, me pregunto qué significa que seamos humanos. Se trata de que aceptemos nuestra vulnerabilidad, porque solo así aprendemos a descubrir nuevas posibilidades.”

creation care task force nindyo sasangko—Nindyo Sasongko es un fundador de Theovlogy. Es pastor ordenado en la Conferencia Gereja Kristen Muria Indonesia (GKMI) en Indonesia, actualmente es estudiante de doctorado en teología sistemática y profesor en la Universidad de Fordham, Nueva York, EE.UU. También es teólogo residente en la Manhattan Mennonite Fellowship, Nueva York, y miembro del Grupo de Trabajo para la Creación del CMM.


Este artículo apareció por primera vez en Correo/Courier/Courrier en octubre de 2020.

You may also be interested in:

Ambitious dreams for a more just world

Tanto en las zonas rurales como urbanas de Zimbabue, la mayoría de los hogares cultivan algunos de sus alimentos. Por tal motivo, los cambios en los patrones climáticos son evidentes para todos. Las sequías solían ocurrir cada diez años, luego cada cinco. Al sumarse una pandemia mundial, la situación se vuelve aún más crítica.Read More

MWC responds to COVID-19

El Fondo de Ayuda de la Iglesia Mundial del CMM responde a las necesidades durante la pandemia En vez de ser un gran nivelador, la pandemia del COVID... Read More

Comments: