Noticias

Vínculos con la iglesia de Colombia y entusiasmo por la Asamblea 2015 dejan su impronta en reuniones

El domingo 18 de mayo de 2014, las congregaciones menonitas y de los Hermanos en Cristo de Bogotá se reunieron para celebrar un culto conjunto. Pedro Stucky (der.) y Diego Martinez Muñoz (izq.) presentaron en nombre de dichas iglesias, unas coloridas hamacas de regalo para Danisa Ndlovu, Presidente del CMM (segundo de la der.) y Nelson Kraybill, Presidente electo. A su vez, Ndlovu agradeció a las iglesias por compartir los dones de liderazgo de César García, Secretario General del CMM, con la iglesia mundial. Foto: Len Rempel
fecha de publicación: 
Viernes, 13 Junio 2014

Soacha, Colombia– La gente se emocionó hasta las lágrimas cuando la delegación de visitantes internacionales del Congreso Mundial Menonita intercambió historias y bendiciones con miembros de la Iglesia Menonita de la Resurrección de Soacha, Colombia, el 18 de mayo de 2014.

La delegación, conformada por personas de dieciocho países, se dirigía a Bogotá desde un centro católico de retiros en Fusagasugá, donde se habían reunido durante cinco días para las reuniones del Comité Ejecutivo, del Comité de Jóvenes Anabautistas, más un representante de cada comisión y algunos integrantes del personal del CMM.

Miembros de la congregación de Soacha compartieron historias sobre su ministerio entre personas desplazadas por la violencia en sus comunidades. Cantaron y danzaron, compartiendo comida con la delegación en las instalaciones del Comedor pan y vida, abierto a la calle y al público.

Extendieron sus brazos para bendecir a los visitantes internacionales que respondieron con sus propias historias, resonando así con aquellas historias que habían escuchado. Rainer Burkhart, de Alemania, les pidió a los integrantes de la delegación que extendieran sus brazos para retribuir la bendición, mientras oraba en alemán, oración que luego fuera traducida al inglés y español.  

“Muchísimas gracias por venir”, exclamó Adaia Bernal, líder de la congregación de Soacha. “No pierdan contacto con las comunidades de base, que constituyen el cable a tierra de la iglesia.

El desafío de crear redes 

El desafío permanente de ayudar a vincular a las comunidades afines al anabautismo de todo el mundo, constituyó el tema prioritario en la agenda de la reunión del Comité Ejecutivo. A fin de fortalecer su capacidad de establecer vínculos a nivel mundial, el Comité dio inicio a sus reuniones con una capacitación sobre idoneidad, habilidades, y aptitudes interculturales.

El Comité aceptó la membresía en el CMM de dos iglesias nacionales: la Iglesia de los Hermanos en Cristo de Sudáfrica y la Asociación de Iglesias de los Hermanos Menonitas de Alemania (Arbeitsgemeinschaft Mennonitischer Brüdergemeinden in Deutschland).

Tras la ratificación de dicha decisión por el Concilio General del CMM, la membresía total del CMM sumará 103 iglesias nacionales en 57 países, con alrededor de 1.3 millones de miembros bautizados.

Reinaba entusiasmo en las reuniones respecto a la Asamblea Mundial 2015. Integrantes del personal informaron que están encaminados los preparativos de la Asamblea del 21-26 de julio en Harrisburg, Pennsylvania, con la participación prevista de 7.000 a 10.000 personas. La inscripción comenzará a mediados de agosto de 2014.

César García, Secretario General del CMM, expresó su entusiasmo por el tema principal de la Asamblea 2015, “Caminemos con Dios”, anunciando que dicho tema, junto con la historia del camino a Emaús en Lucas 24, serviría de marco general para la planificación programática del CMM durante los seis años posteriores a la Asamblea.   

Según César, el tema destaca que el camino cristiano se hace al andar. “Aún no hemos alcanzado la meta. Es un proceso. No hemos completado aún nuestro conocimiento de Dios. Necesitamos ser transformados continuamente.”

También enfatizó que, “caminamos juntos. Nos necesitamos mutuamente para poder llegar a la verdad. Resistimos la tentación de alejarnos unos de otros cuando no coincidimos con algo”.

Domingo de la Fraternidad Mundial y la ofrenda de un almuerzo

A fin de ayudar a financiar el ministerio de creación de redes, el CMM solicita un aporte “proporcional justo” de las iglesias miembros de cada continente. El aporte de cada iglesia miembro se relaciona con su capacidad de dar, en base a su riqueza relativa y a su número relativo, valorándose todos los aportes.

Para ayudar a las iglesias miembros a que logren sus metas respecto al aporte proporcional justo, el liderazgo del CMM promueve la propuesta de instar a los miembros de las congregaciones a donar anualmente el equivalente de  un almuerzo en su contexto local.

El CMM ya promueve el Domingo de la Fraternidad Mundial en enero de cada año, convocando a las iglesias anabautistas de todo el mundo a celebrar la hermandad anabautista mundial. Algunas congregaciones ya recogen una ofrenda para el CMM el Domingo de la Fraternidad Mundial. Sea que ayunemos juntos, comamos juntos u ofrendemos juntos, la donación del valor local de un almuerzo por miembro en el Domingo Mundial de la Fraternidad Cristiana, es una manera fácil para que la comunidad mundial asuma el compromiso colectivo de su vida fraterna.

Comunicado del CMM por Ron Rempel

 

Geographic representation: 
Latin America and Caribbean

Añadir nuevo comentario