Artículos de fondo

Una oportunidad singular para lograr mayor unidad

Investigadora asociada y miembros de la Iglesia Ibandla Labazalwane kuKristu eZimbabwe, viajan juntos para el Perfil Anabautista Mundial.
fecha de publicación: 
Martes, 22 Noviembre 2016

El Proyecto Anabautisa Mundial recopila información sobre la familia del CMM a nivel mundial

Los resultados del reciente Perfil Anabautista Mundial (GAP, según las siglas en inglés), una amplia investigación trienal realizada en 24 convenciones miembros del Congreso Mundial Menonita (CMM), son motivo de celebración: la iglesia crece, el evangelio se extiende, y las iglesias del Sur global son principales testigos de ello. Aunque la investigación confirma lo que muchos de nosotros ya sabíamos –que el crecimiento del CMM ocurre predominantemente en América Latina, África y Asia– el alcance sin precedentes de el Perfil Anabautista Mundial revela nuevos datos demográficos e información adicional sobre identidad y práctica, y brinda un nivel de análisis que les servirá a las iglesias, tanto del Norte global como del Sur global, durante muchos años. 

Para las convenciones que participaron en el Perfil, los resultados de la encuesta ya les han proporcionado nuevas herramientas y enfoques para enriquecer sus ministerios. “Consideramos que la información es muy valiosa para nosotros”, expresó Reynaldo Vallecillo, investigador asociado de Amor Viviente, de Honduras. “Esto nos ayuda a reconocer nuestras necesidades, especialmente en el campo de la enseñanza.”

Tigist Gelagle de la Iglesia Meserete Kristos, investigadora asociada de Etiopía, estuvo de acuerdo. “El contexto cultural es importante, aunque nuestro contexto también incluye nuestras raíces anabautistas. Quisiéramos transmitirlo a nuestras iglesias.”

Auspiciado por el Instituto para el Estudio del Anabautismo Mundial, el Perfil Anabautista Mundial brinda a los líderes de la iglesia la más exhaustiva representación de las iglesias miembro del CMM hasta la fecha. Se seleccionaron 24 convenciones del CMM de cinco continentes para participar en el Perfil. Los líderes de las convenciones nombraron a un Investigador Asociado para llevar a cabo la encuesta en sus respectivas iglesias.

En 2013, dichos Investigadores Asociados se reunieron con los directores de el Perfil Anabautista Mundial, John D. Roth (Goshen College, Indiana, EE.UU.) y Conrad Kanagy (Elizabethtown College, Pennsylvania, EE.UU.) a fin de definir la modalidad de encuesta. El grupo elaboró conjuntamente gran parte del cuestionario en torno a las siete Convicciones Compartidas, con preguntas adicionales sobre demografía, y también creencias y prácticas específicas. El cuestionario resultante se tradujo del inglés a 26 idiomas, seguido de una traducción inversa al inglés, a efectos de comparar y revisar la fidelidad de la traducción.

Los Investigadores Asociados comenzaron la labor en 2013, viajando generalmente en persona a las congregaciones seleccionadas para explicar el Perfil Anabautista Mundial, implementar las encuestas y realizar las entrevistas. En algunas de las convenciones, las congregaciones estaban relativamente cerca unas de otras o podían ser contactadas por correo electrónico. Pero en otras, como la Communauté Mennonite au Congo y la Communauté des Églises des Fréres Mennonites au Congo, el viaje implicaba vadear ríos y pasar mucho tiempo lejos de casa.

Los Investigadores Asociados volvieron a reunirse en 2015 para compartir experiencias y los resultados iniciales. Durante el año transcurrido, Kanagy (quien tiene amplia experiencia en llevar a cabo otros perfiles de iglesias miembro), encabezó el análisis de los datos compuestos de todas las convenciones participantes. El Perfil resultante está basado en 18.299 individuos que representan a 403 congregaciones.

“[El Perfil] significó un enorme esfuerzo”, dijo Kanagy. “Merced a la gracia de Dios y al esfuerzo increíble de muchas personas, se pudo concluir en tres años.”

¿Quiénes son las iglesias miembro del CMM?

Según las conclusiones de el Perfil Anabautista Mundial, que serán publicadas en su versión completa este año, se determinaron aspectos comunes significativos en la iglesia mundial, como se destacaron también las principales diferencias. En general, la encuesta reveló que las diferencias entre las iglesias del “Norte global” (América del Norte y Europa) y las del “Sur global” (América Latina, África y Asia) son más importantes que las diferencias relacionadas con la afiliación denominacional.

  • En la encuesta de el Perfil Anabautista Mundial, el promedio de edad del encuestado es de 46 años. Sin embargo, existe una variación considerable entre los continentes. Los miembros de las iglesias de Europa y América del Norte tienen en promedio casi diez años más que los miembros de África, Asia o América Latina. Además, el 54 por ciento de los miembros del Sur global tiene entre 18 y 45 años. Una concentración de miembros en esta franja predice el crecimiento futuro de la iglesia, dado que esta es la franja en la que la gente procrea y cría a sus hijos. En el Norte global, los miembros en edad de procrear son sólo el 34 por ciento.
  • A nivel mundial, la representación de varones y mujeres entre los encuestados de el Perfil era igual. Era más probable que en América Latina y Europa los encuestados fueran mujeres, y en África y Asia fueran varones. En África, sin embargo, estos números se veían afectados indudablemente por los índices más altos de analfabetismo en las mujeres. Pese a los esfuerzos de los investigadores asociados de incorporar a los miembros de la iglesia que no sabían leer, con frecuencia las mujeres analfabetas no podían completar la encuesta.
  • El 62 por ciento de todos los encuestados de el Perfil viven en zonas rurales. No obstante, nuevamente las diferencias continentales son importantes. Casi el 90 por ciento de los encuestados asiáticos y cerca de las dos terceras partes de los africanos viven en comunidades rurales, mientras que es más probable que los miembros europeos y latinoamericanos vivan en zonas urbanas.
  • Hay marcadas disparidades educativas entre los grupos encuestados del CMM, un factor que subraya la desigualdad socioeconómica presente en la iglesia mundial. En el Sur global, los niveles educativos se mantuvieron bastante uniformes: entre el 46 y el 58 por ciento de los miembros de la iglesia terminó la escuela secundaria. En el Norte global, esa variación alcanza entre el 78 y el 93 por ciento.
  • El promedio de edad de la conversión entre los encuestados de el Perfil es de 19 años. Los encuestados de América del Norte tenían la menor edad al convertirse (14 años), mientras que los latinoamericanos tenían la mayor edad (23 años). Las diferencias respecto a la edad de la conversión pueden reflejar la acción evangelizadora: las iglesias más nuevas tienden a ser más activas en atraer a miembros adultos de fuera de la iglesia, lo que resulta en un promedio de mayor edad. Las iglesias más antiguas suelen depender de las conversiones de los niños y jóvenes dentro de la iglesia, lo que propicia un promedio de menor edad. [Véase “Promedio de edad de la conversión”]
  • Muchos de los encuestados se han convertido más bien recientemente al cristianismo, siendo América Latina el epicentro de este crecimiento. El 65 por ciento de los encuestados latinoamericanos se han convertido desde 1991. En África, el 54 por ciento de los miembros se convirtieron al cristianismo en los últimos veinticinco años. En tanto, en América del Norte sólo el 22 por ciento de los encuestados se había convertido desde 1991. Este resultado ayuda a explicar el notable crecimiento en las convenciones del Sur global durante los últimos veinticinco años, particularmente en América Latina y África. [Véase “Año promedio de la conversión según el continente”]

¿Cuáles son sus creencias y prácticas? 

Muchas creencias y prácticas –muchas de ellas convicciones básicas anabautistas-cristianas– son prácticamente universales entre los encuestados de el Perfil. Por ejemplo, el 94 por ciento de los encuestados afirma que es muy importante nacer otra  vez, y, el 91 por ciento define a Jesús como la única manera de llegar a Dios. Igualmente, la gran mayoría de los encuestados define la Biblia como la Palabra de Dios.

Existe, además, un marcado recelo respecto al servicio militar. Frente al servicio militar obligatorio, el 76 por ciento se negaría a cumplirlo u optaría por el servicio militar no combatiente. En el Norte global y el Sur global, un porcentaje casi idéntico –el 61,9 por ciento y el 62 por ciento respectivamente– elegiría la objeción de conciencia.

Pero, la encuesta revela también los temas de gran divergencia. En general, hay más diferencias entre el Norte global y el Sur global, aunque también están presentes las diferencias denominacionales y continentales. Por ejemplo, conocimiento del Congreso Mundial Menonita –el organismo que integra a cada una de estas convenciones en una relación activa unas con otras– difería en términos regionales y denominacionales. El 55 por ciento de los encuestados del Sur global expresó conocimiento del CMM, comparado con el 75 por ciento de los encuestados del Norte global. Según la afiliación denominacional, el 66 por ciento de los Hermanos en Cristo tiene conocimiento del CMM, el 76 por ciento de los Hermanos Menonitas y el 46 por ciento de los menonitas. 

Al estudiarse más detenidamente, incluso algunas de las creencias y prácticas comunes revelan pequeñas diferencias. Por ejemplo, aunque la mayoría de los encuestados afirma que la Biblia es la Palabra de Dios, el 55 por ciento de los encuestados de África, Asia y América Latina agrega que la Biblia se debe interpretar literalmente. Sólo el 20 por ciento de los encuestados de América del Norte y Europa coincidía con dicha postura (el 74 por ciento de los encuestados del Norte global estaba a favor de “la interpretación de la Biblia según el contexto”). Además, diferentes regiones se identifican más con ciertas partes de las Escrituras. Mientras que loa europeos y norteamericanos consideran que el Nuevo Testamento es más relevante para ellos, sólo el 28 por ciento de los asiáticos, africanos y latinoamericanos afirmaba lo mismo. Era más probable que los encuestados del Sur global consideraran revelantes tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento.

Los dones carismáticos también son más comunes entre los encuestados del Sur global. El 84 por ciento de los encuestados de África, Asia y América Latina profetizó, habló en lenguas, fue sanado milagrosamente o se liberó del espíritu del mal, comparado con el 31 por ciento de los encuestados de Europa o América del Norte.

No obstante, el Norte global y el Sur global no deben ser considerados clasificaciones homogéneas, ya que también existen diferencias regionales importantes. Por ejemplo, es más probable que africanos y asiáticos se hayan liberado de la opresión demoníaca, mientras que el 56 por ciento de los latinoamericanos se ha sanado milagrosamente de una lesión o enfermedad. La evangelización personal, una característica destacada de los primeros anabautistas, varía de manera similar. Mientras que el 51 por ciento de los encuestados africanos habla acerca de su fe a personas fuera del ámbito de la familia y de la iglesia al menos una vez por semana, sólo el 13 por ciento de los europeos lo hace. El 33 por ciento de los asiáticos y el 26 por ciento de los latinoamericanos invitan semanalmente a amigos no cristianos a la iglesia, comparado con sólo el  9 por ciento de los norteamericanos.

El Perfil señala que la evangelización personal es una práctica frecuente de muchas personas del Sur global, pero que es relativamente infrecuente en el Norte global.

¿Qué nos revelan los datos?

¿A qué se deben estas diferencias? Todos leemos la misma Biblia, pero la interpretamos de distintas maneras, y hallamos diversos grados de relevancia en diferentes partes. Todos afirmamos la presencia del Espíritu Santo entre nosotros, pero percibimos manifestaciones de dicho Espíritu muy diferentes. Pertenecemos a la misma tradición de iglesia de paz, pero el servicio militar o las funciones policiales son tolerados o resistidos alternativamente. Todos hemos recibido las buenas noticias, pero es mucho más probable que algunos evangelicen más que otros.

Algunos investigadores asociados respondieron a las diferencias que observaron en los resultados de el Perfil con explicaciones anecdóticas. Por ejemplo, ante la división que genera una guerra civil, la Convención de Iglesias Evangélicas Menonitas de Nicaragua asumió una postura firme en contra del servicio militar que está vigente hasta el día de hoy. “Reconocimos que estaríamos matando a otros hermanos de la iglesia”, dijo Marcos Orozco. “Éramos conscientes de que no lo podíamos hacer.” Los asociados africanos y asiáticos declararon que la realidad de la adoración de ancestros en su contexto, influye en la dependencia en los pasajes del Antiguo Testamento que abordan prácticas similares.

Sin embargo, la dinámica concreta del contexto de cada convención no explica cabalmente por qué tantas de las diferencias importantes que surgen de los datos de el Perfil, se relacionan con la división entre el Norte global y el Sur global.

Las implicancias socioeconómicas y políticas destructivas de dicha división son patentes en el mundo, y, ocasionalmente, se reflejan en la iglesia. En tal sentido, los datos de la encuesta de el Perfil Anabautista Mundial constituyen un llamado al arrepentimiento. Pero, es igualmente una invitación a maravillarse y a celebrar las diferentes maneras en las que el evangelio se integra en la cultura de cada contexto. Y en el fondo, es una oportunidad singular para lograr mayor unidad en el Congreso Mundial Menonita.

Los Investigadores Asociados expresaron reiteradamente gratitud por el sentido de unidad que lograron mediante su participación en el Perfil. Regina Mondez, de las Iglesias Menonitas Integradas de Filipinas, comentó: “valoro que las cifras transmitan [la unidad] pese a culturas e idiomas diferentes, de manera que las palabras no lo podrían reflejar”.

Marcos Orozco coincidió, resumiendo en una sola frase concisa la declaración de objetivos de seis puntos de el Perfil Anabautista Mundial. “Necesitamos aprender de las experiencias de hermandad mundial de otros hermanos, reconociendo que necesitamos mejorar y reforzar nuestros puntos débiles y fuertes.

—Elizabeth Miller, directora de proyectos y comunicaciones del Instituto para el Estudio del Anabautismo Mundial, reside en Goshen, Indiana, EE.UU., y es miembro de una congregación de la Iglesia Menonita USA. 

Este artículo apareció por primera vez en Correo/Courier/Courrier en octubre de 2016


Convenciones participantes en el Perfil Anabautista Mundial

  • Argentina (Iglesia Evangélica Menonita Argentina)
  • Brasil (Aliança Evangélica Menonita)
  • Canadá (Brethren in Christ General Conference)
  • Canadá (Evangelical Mennonite Conference)
  • Colombia (Iglesias Hermanos Menonitas de Colombia)
  • Congo (Communauté Mennonite au Congo)
  • Congo (Communauté des Églises de Frères Mennonites au Congo)
  • Etiopía (Meserete Kristos Church)
  • Alemania (Arbeitsgemeinschaft Mennonitischer Brüdergemeinden)
  • Alemania (Arbeitsgemeinschaft Mennonitischer Gemeinden in Deutschland)
  • Guatemala (Iglesia Evangélica Menonita de Guatemala)
  • Honduras (Organización Cristiana Amor Viviente)
  • India (Bihar Mennonite Mandli)
  • India (Conference of the MB Churches in India)
  • Indonesia (Gereja Injili di Tanah Jawa)
  • Malawi (BiC Mpingo Wa Abale Mwa Kristu)
  • Nicaragua (Convención de Iglesias Evangélicas Menonitas)
  • Paraguay (Convención Evangélica Hermanos Menonitas Enlhet)
  • Paraguay (Vereinigung der Mennoniten Brüder Gemeinden Paraguays)
  • Filipinas (The Integrated Mennonite Church of the Philippines)
  • Sudáfrica (Grace Community Church)
  • EE.UU. (Brethren in Christ General Board)
  • EE.UU. (U.S. Conference of Mennonite Brethren Churches)
  • Zimbabue (BiC Ibandla Labazalwane kuKristu eZimbabwe)

El Perfil Anabautista Mundial se tradujo a veinticinco idiomas:

  • afrikáans (Sudáfrica)
  • amhárico (Etiopía)
  • bahasa (Indonesia)
  • chichewa (Malawi)
  • chishona (Zimbaue)
  • dorzé (Etiopía)
  • inglés
  • enlhet (Paraguay)
  • francés
  • alemán
  • hindi (India)
  • javanés (Indonesia)
  • kikongo (Rep. Dem. del Congo)
  • lingala (Rep. Dem. del Congo)
  • oromo (Etiopía)
  • portugués (Brasil)
  • ruso
  • sindebele (Zimbabue)
  • español
  • suajili (Rep. Dem. del Congo)
  • tagalo (Filipinas)
  • telugu (India)
  • tshiluba (Rep. Dem. del Congo)
  • tumbuka (Malawi)
  • xhosa (Sudáfrica)
  • yao (Malawi)

Los objetivos de el Perfil Anabautista Mundial:

  • Profundizar el entendimiento del anabautismo mundial.
  • Brindar información para que oriente la misión y las prioridades.
  • Fortalecer los vínculos entre las iglesias del CMM.
  • Informar sobre la elaboración de prioridades del CMM.
  • Establecer un marco de referencia que sirva para evaluar cambios futuros.
  • Capacitar a líderes para implementar perfiles de la iglesia a futuro. 

Año promedio de la conversión según el continente

  • América del Norte – 1975
  • Europa – 1982
  • Asia – 1984
  • África – 1991
  • América Latina – 1995

Promedio de edad de la conversión según el continente

  • América del Norte – 13,6
  • Europa – 17,3
  • Asia – 16,3
  • África – 20,7
  • América Latina – 23,2