Noticias

Un tono de verde más profundo: medidas para reducir los residuos en PA 2015

Foto: Heike Martin
fecha de publicación: 
Jueves, 22 Octubre 2015

Winnipeg, Canadá — Después de los eventos masivos quedan montañas de basura. Pero en la Asamblea 16 del Congreso Mundial Menonita realizada en Harrisburg, 21–26 de julio de 2015, el manejo de la basura fue una expresión de adoración hacia Dios el creador.

Los organizadores de la Asamblea “decidieron desde un principio que íbamos a tratar de hacer que la conferencia fuera consciente del medio ambiente de la forma más económica posible,” dice Howard Good, coordinador nacional.

Aire fresco                                                          
El lugar seleccionado, el complejo Farm Show Complex, cuenta con un plan de reciclaje integral, una turbina de aire de 1,8kw y un sistema generador de energía solar fotovoltaica de 125kw y un tanque de recuperación de agua lluvia de 30.000 galones para recoger la lluvia que cae del techo.

Liesa Unger, Coordinadora de Eventos Internacionales, trabajó en coordinación con el equipo de ingenieros en el tema del aire acondicionado “para crear un ambiente en el cual las personas de todo el mundo se sintieran cómodas.” En respuesta a los asistentes que dejaban el frío edificio en el calor del verano de Pennsylvania, el equipo redujo a la mitad la cantidad de ventiladores y subió la temperatura varios grados.

Los autobuses transportaron a los asistentes desde sus lugares de alojamiento hacia los sitios de la convención para reducir el uso de los vehículos particulares.

Cada persona que se registró recibió en una de las 25 estaciones de agua ubicadas en todo el edificio, una botella de agua de aluminio para reutilizarla marca CMM con el propósito de reemplazar las botellas de plástico desechables.

Incluso la bolsa de la convención era verde. Los voluntarios locales, incluyendo grupos de Amish, cocieron las bolsas del evento en el Centro de Recursos Materiales Ephrata del Comité Central Menonita utilizando telas donadas y corbatas en desuso. Las dimensiones de las mochilas de útiles escolares eran similares a las que se envían al extranjero, así podrían ser donadas al CCM después del evento.

Pero Good y su equipo fueron mucho más allá.

Devorados después de comer
Con el apoyo de la Red Menonita para el Cuidado de la Creación (MCCN, por sus siglas en inglés), el comité de planificación hizo una inversión adicional para asegurarse de que para las 39.000 comidas, todos los platos, cubiertos, servilletas, vasos, y restos de comida fueran convertidos en abono a un costo aproximado de $0,60 por comida.

Incluso las copas de la celebración de la Santa Cena del viernes eran convertibles en abono orgánico.

“Repartidos en 39.000 comidas, no fue tan caro,” dice Good. Los ahorros que se hicieron en otras áreas mitigaron los altos costos incurridos por las medidas de sostenibilidad. Treinta voluntarios durante el almuerzo y 40 en cada cena, suplieron la necesidad de personal para el servicio de comida. Las empresas agrícolas menonitas locales donaron algunos productos alimenticios o los vendieron al proveedor del servicio de comida a bajos precios.

En el transcurso de la semana en el complejo Farm Show Complex, la corporación Environmental Recovery Corporation retiró en camiones casi 4,25 toneladas de residuos de Oregon Dairy Organics, una compañía hermana de la granja y del supermercado del Condado de Lancáster. Allí, los elementos eran triturados, mezclados con estiércol y revueltos periódicamente. Después de tres meses, eran mezclados con tierra para su uso en jardinería ornamental y en el control de la erosión.

Durante el camino hubo varios tropiezos. “Descubrimos que para las personas era mucho más fácil de lo que pensábamos, mezclar la basura normal y la basura que se podía convertir en abono orgánico,” dice Good. De alguna forma la basura reciclable fue a parar a los recipientes de residuos para ser convertidos en abono orgánico. Un contenedor fue rechazado porque había demasiado material no convertible en abono orgánico mezclado adentro, así que tuvo que ser incinerado.

Educando a los comensales
“Al principio, para los asistentes la clasificación no tenía mucho sentido,” dice Marlisa Yoder Bontrager. Con cinco miembros de su familia, se ofreció como voluntaria en las estaciones de residuos durante las comidas en la Asamblea para ayudar a las personas a seleccionar la basura de los elementos convertibles en abono orgánico.

El equipo de la Asamblea también hizo más señalizaciones y un video explicativo para ayudar a los asistentes a clasificar qué materiales eran reciclables, convertibles en abono orgánico o simplemente basura.

“Una vez que entendieron el proceso, muchos expresaron sentimientos de alivio y agradecimiento cuando se dieron cuenta de que su basura no iba hacia un vertedero,” dice Yoder Bontrager.

Cooperación
La cooperación de los líderes del complejo Farm Show Complex fue clave para el éxito de la ambiciosa estrategia de reducción de residuos, dice Good.

Sharon Altland, director ejecutivo del complejo Farm Show Complex, dice que hacen todo lo posible  para dar cabida a los pedidos de los clientes. Centerplate, el contratista del servicio de comida del lugar, utilizó su amplia red de servicio de alimentación para buscar a un vendedor de confianza capaz de satisfacer las necesidades del CMM.

El lugar ya da prioridad a las iniciativas ecológicas, pero “trabajar con el Congreso Mundial Menonita abrió todavía las puertas a otra conversación,” dice Altland. “Estamos trabajando para tomar medidas para reducir el desperdicio de comida y estamos conversando con los vendedores de comida para el Farm Show número 100 para captar la preparación de los residuos.”

“El hecho de que 4,25 toneladas menos de [basura] fueran llevadas [al incinerador] es un gran logro,” dice Altland.

“[Los planificadores de la Asamblea] estuvieron dispuestos a lidiar con la brecha que a veces existe entre las mejores prácticas ambientales y la conveniencia – y luego hacen que funcione en una gran reunión,” dice Yoder Bontrager quien también es miembro del concilio MCCN. “Ellos reflejaron en la práctica…un importante compromiso: crecer en nuestra dedicación al cuidado de la creación de Dios como una parte esencial de las buenas nuevas de Jesucristo.”

“A pesar de que ser responsable significa mayores costos, la buena planificación en otras áreas puede hacerlo asequible,” dice Good.

—Comunicado de prensa del CMM por Karla Braun

 

Geographic representation: 
North America

Añadir nuevo comentario