De Nuestros Líderes

Superando las barreras y generando empoderamiento

En la 16ª Asamblea en Harrisonburg, Pensilvania, representantes de EEUU del Anne Zernike Fund, (Fondo Anne Zernike) honraron a Cynthia Peacock por su servicio pionero. Peacock ha sido “una fuente de inspiración para muchos,” declara el Comité en su sitio web. Foto: Heike Martin
fecha de publicación: 
Martes, 2 Enero 2018

Un testimonio de la representante regional Cynthia Peacock

Los límites, las barreras, los bloqueos, los puentes y el empoderamiento han sido muy reales para mí. A través de los años, he aprendido a enfrentar los desafíos y a fortalecer mi mente y mis creencias.

La comunidad cristiana en India ha jugado un rol importante al traer oportunidades para que las mujeres se eduquen y se liberen de la esclavitud que genera la creencia de que las mujeres carecen de identidad propia.

Especialmente, las iglesias anabautistas tienen mucho trabajo por hacer para ayudar tanto a los hombres como a las mujeres a trabajar conjuntamente, para extender el Reino de Dios entre todas las personas, usando todo su potencial para así contribuir con la sociedad, la familia y la iglesia.

Durante los últimos nueve años he estado involucrada con el CMM, primero con la Comisión de Diáconos  y ahora como representante regional. Promuevo al CMM para que todas nuestras iglesias, especialmente aquellas que están en áreas remotas las cuales a menudo se sienten abandonadas y solitarias, sepan que son parte de un cuerpo mundial a quien le importan, el cual ora por ellas y las ama.

Este rol involucra trabajar con el liderazgo masculino. Ha sido un largo viaje para poder lograr un entendimiento en cuanto a que no soy una amenaza sino una hermana en Cristo.

Construir una relación de confianza toma tiempo, esfuerzo y paciencia para poder cruzar las fronteras. En algunos casos, siento que he fracasado, pero continúo buscando oportunidades para acercarme a la gente. Mantengo la fe y espero ver el cambio.

Durante mi servicio con el CCM por 38 años, me involucré con nuestras iglesias anabautistas y pude interactuar con mujeres que estaban luchando para usar sus dones y talentos en la iglesia.

Unas pocas valientes mujeres establecieron la Conferencia de Mujeres Menonitas de toda la India a principios de los 70`s. También estamos trabajando para establecer las Mujeres Anabautistas Capacitadas Teológicamente de la India, para preparar damas que no están participando lo suficiente en sus iglesias.

Perseveramos – a pesar de las barreras para la consecución de apoyo moral y financiero – confiando en que nuestro trabajo dará fruto algún día.

He visto las mujeres de Tollygunge Christian Fellowship (Comunidad Cristiana Tollygunge), generar cambio. Las mujeres en esta iglesia han generado impacto espiritual y social al crecer en su entendimiento del servicio como mujeres. Fue una mujer la que empezó la escuela dominical con un  puñado de niños a nivel local y ahora hay más de 100 asistentes.  Las mujeres empezaron a predicar la palabra en una cultura que estaba aún muy dominada por hombres; las mujeres lideran la alabanza y todas las decisiones importantes de la iglesia son tomadas junto con ellas.

Finalmente, comparto mi propia historia: Mi matrimonio comenzó a fallar tan solo 10 días después de que me casé.  Con la enseñanza de mi piadosa madre de que los votos hechos en la iglesia entre el esposo y la esposa debían ser honrados, humildemente me sometí por cinco largos años de abuso.

Una noche, cuando me enfrenté a la muerte junto con mis hijos, olvidé toda la condenación y me fui con tan solo una muda de ropa además de leche para mi hijo; mi hija estaba aún por nacer.

Después de  muchas luchas, gracias al apoyo de la familia cercana y de gente del CCM quienes estuvieron conmigo sin juzgarme, empecé a ganar fuerza para entender lo que significa ser una cristiana y seguir adelante. Ellos me enseñaron a superar las barreras y a construir puentes de amor y entendimiento. Llegué a ser fuerte y terca, pero también paciente para usar mis dones.

Pude superar el temor, la timidez y la baja autoestima. Con valentía contaba mi historia cuando me la preguntaban, pero con mucho cuidado, ya que no quería poner en peligro mi trabajo con las iglesias. “Sin mí no pueden ustedes hacer nada” (Juan 15:5b) y “A todo puedo hacerle frente, gracias a Cristo que me fortalece”. (Filipenses 4:13)  se han vuelto parte de mi al enfrentarme a las barreras.

Doy gracias a Dios y  todos los que me han dado valor, apoyo, consejo, inspiración y estuvieron conmigo en los momentos más oscuros. Ahora tengo la responsabilidad de ser y hacer lo mismo por otros en cualquier modo que me sea posible. 

—Comunicado del Congreso Mundial Menonita escrito por Cynthia Peacock


En la 16ª Asamblea en Harrisonburg, Pensilvania, representantes de EEUU del Anne Zernike Fund,(Fondo Anne Zernike) honraron a Cynthia Peacock por su servicio pionero. Peacock ha sido “una fuente de inspiración para muchos,” declara el Comité en su sitio web. Haga clic aquí para ver esta historia.

MWC group: 
Deacons Commission