News

Para los sobrevivientes el Tifón Haiyan sigue estando en ‘primera plana’

El CCM está suministrando materiales de construcción, incluyendo madera contrachapada y chapas de hojalata similares a las que están siendo cargadas a este bicitaxi, a casi 3.000 familias filipinas cuyos hogares fueron destruidos por el tifón Haiyan. Asimismo, el CCM le está pagando a la población local para que construya casas en las localidades de Naval y Dulag. Foto del CCM por Laura Armstrong
Release date: 
Monday, 3 March 2014

Filipinas – Al igual que las noticias, los vientos y la lluvia que llegaron con el súper tifón Haiyan han cesado. Pero, para los sobrevivientes, el daño causado por la tormenta que azotó varias regiones de las Filipinas el 8 de noviembre de 2013 permanece en la primera plana mental y emocional.

Habiendo sido una de las más intensas tormentas tropicales registradas, Haiyan tenía 300 millas de ancho cuando tocó tierra. Se registraron vientos de hasta 195 millas por hora y a lo largo de las costas el agua se elevó a 30 pies sobre el nivel del mar. Según informes publicados, el número de muertos asciende a por lo menos 6.000 y se estima que más de 11 millones de personas han sido afectadas por la tormenta.

Según Regina Mondez, las congregaciones de Integrated Mennonite Church of the Philippines (IMC) están enviando donaciones y voluntarios a Peacebuilders Community Inc. (PCBI), que está trabajando en estrecha colaboración con el Consejo de Iglesias Evangélicas de las Filipinas.

“Estamos firmemente convencidos de que esta unidad entre las iglesias evangélicas de todo el país es una manera más efectiva de dar testimonio a nuestros vecinos en las zonas afectadas por el desastre,” escribió Mondez, coordinadora nacional de la IMC, una iglesia miembro del Congreso Mundial Menonita. PCBI está liderada por Dann y Joji Pantoja, obreros de la Iglesia Menonita de Canadá.

El Comité Central Menonita (CCM) está colaborando con PBCI para enviar socorro a la ciudad de Ormoc en la Isla Leyte. Ormoc es una ciudad vecina a Tacloban en la región más afectada. Los paquetes de alimentos y los artículos no alimenticios, como jabón de baño, detergente, toallas, y baldes para llevar agua para mejorar el saneamiento y la higiene serán distribuidos en las comunidades al sur de Tacloban. El CCM también está colaborando con Church World Service (CWS) en la construcción de refugios para las muchas personas que viven en carpas o con sus familiares.

Los socios de trabajo de CWS trabajarán de cerca con los líderes de la comunidad para elegir los destinatarios más vulnerables, como lo son las familias de padres solteros, que tienen un familiar con alguna discapacidad o que tienen muchos hijos.

La construcción será realizada, en parte, por personas de la comunidad que no están recibiendo refugio pero que no tienen ingresos estables, las cuales recibirán dinero en efectivo por su labor. La obra de construcción será dirigida por trabajadores calificados entrenados en el tipo de construcción resistente a los desastres.

Los donantes del CCM donaron más de $4,2 millones (canadienses) en respuesta a la catástrofe. Si bien el CCM no ha tenido personal a largo plazo en las Filipinas desde 2005, para el próximo año se colocará un obrero en el lugar para que pueda supervisar la respuesta del CCM.

Comunicado del CMM, con comunicados de la Iglesia Menonita de Canadá y del Comité Central Menonita

Dann Pantoja, el segundo desde la izquierda, y su equipo, oran por el pastor de una iglesia local. “Su casa fue totalmente destruida. Su esposa y sus hijos estaban hambrientos cuando llegamos. Muchos de sus vecinos murieron. No puede ubicar a las familias que pertenecen a su congregación.” Foto de Daniel Byron ‘Bee’ Pantoja, de la página web de Peacebuilders Community Inc.

 

 

 

 

Un hombre se siente empequeñecido por la magnitud del desastre causado por el súper tifón Haiyan en las Filipinas. Foto de John Chau, utilizada con permiso.

 

 

Geographic representation: 
Asia and Pacific

Add new comment