Noticias

Organización de paz apoya a un objetor de conciencia en Corea del Sur

En Bogotá, Colombia, miembros de la iglesia salen para exigir sus derechos de ser objetores de conciencia en medio del servico obligatorio militar. Foto: Justapaz
fecha de publicación: 
Martes, 5 Agosto 2014

Bogotá, Colombia – Para Jenny Neme, directora de la organización menonita Justapaz, el apoyo reciente de Justapaz para el objetor de conciencia de Corea de Sur, San-Ming Lee, fue una respuesta natural de “una lógica de buscar la solidaridad, de buscar la ayuda mutua... del papel profético de las iglesias de hacer incidencia política desde los escenarios en donde nos encontramos...para animar a que las iglesias encuentran esta posibilidad de incidencia pública.”

Justapaz ha trabajado en temas de la objeción de conciencia (OC) por casi veinticinco años. La organización brinda apoyo a jóvenes en todo el país que escogen objetar al servicio militar obligatorio colombiano, desde su fe menonita. Justapaz también hace incidencia política para que el derecho de objeción de conciencia sea respectado. La organización usa talleres, capacitaciones teológicas, y la creación de alianzas para promover la construcción de paz desde la noviolencia como una alternativa al servicio militar.

Fue durante las reuniónes en marzo de la Comisión de Paz del Congreso Mundial Menonita en Holanda donde Neme se enteró del caso de Lee, un joven de 27 años y miembro de la Iglesias de Gracia y Paz en Seúl, Corea del Sur. Él es el primer menonita coreano a declararse (OC) y por esto ha estado preso por 18 meses. Más que el 92% de los OCs encarcelados a nivel mundial se encuentran en Corea del Sur.

Justapaz ha compartido el testimonio de Lee con menonitas en Colombia. Tanto individuos como iglesias se han comprometido mandarle cartas de apoyo y estar en oración. Según Neme, parte de esta respuesta viene de experiencias compartidas. “Eso nos puede pasar aquí también en Colombia, que se lleven a cualquiera de los muchachos a la cárcel...nosotros hemos sido testigos  de cuando necesitemos respuestas, acciones urgentes de los hermanos y las hermanas, eso sí funciona.”

Como resultado de las conversaciones en Holanda y la respuesta Colombiana a Lee, Justapaz está trabajando con organizaciones en los Estados Unidos, Alemania y Corea del Sur en la elaboración de una serie de talleres sobre la objeción de conciencia para la Asamblea en 2015, que se llevará a cabo en Harrisburg, Pennsylvania, EEUU. El taller incluirá una perspectiva teológica e histórica, y una mirada de hoy en día sobre las realidades de la objeción, con la meta de buscar solidaridad sobre un asunto que impacta las vidas diarias de los anabaptistas a nivel global.

Para Neme, la objeción de conciencia representa: “un desafío nuevamente para el interior de la iglesia menonita a nivel mundial a volverle a dar un valor al tema de la objeción de conciencia, un tema muy importante para nuestra tradición de fe.”

Por Anna Vogt, Justapaz

 

Geographic representation: 
Latin America and Caribbean

Comentarios

Que plantea la iglesia menonita, la perseguida, la que promueve la paz sobre el sangriento genocidio a la población Palestina en Gaza. Hasta hoy lo que he visto es un silencio cómplice.

Añadir nuevo comentario