Artículos de fondo

Oración por los niños

Este equipo de la Iglesia Lobengula de los Hermanos en Cristo, de Bulawayo, Zimbabue, recibió un certificado y un trofeo por quedar en segundo lugar en una competencia de conocimientos bíblicos en 2018. Foto: Mqhele Jubane
fecha de publicación: 
Miércoles, 19 Junio 2019

En este número, presentamos ejemplos de cómo miembros de la familia anabautista menonita crean un espacio para los niños en las iglesias locales de todo el mundo. 


Los niños son realmente bien atendidos durante las reuniones de la Convención General de la Iglesia de los Hermanos en Cristo de Zimbabue. Aunque el ministerio se enfrente a recursos insuficientes, los programas y el desempeño de los niños durante dichas reuniones siempre son eventos para recordar.

Palabras para los padres: Por mucho que la educación secular sea importante, también lo es la educación cristiana para nuestros niños. Un músico renombrado dijo alguna vez que no existe en la vida de un niño otro fundamento más firme que el que pueda obtener al ser formado en la Iglesia.

Para los niños: Jesucristo es nuestro amigo de toda la vida. Sé amigo de Jesús y sumarás amigos muy buenos y valiosos a tu vida. Jesús te ama. 

 

Una oración breve:

Señor,

Ruego por tres cosas:

Buscarte más sinceramente

Amarte más profundamente 

Seguirte más de cerca 

Cada día

AMÉN

(De “Day by Day,” atribuido a Richard de Chichester)

Mqhele Jubane (“Jubs” para los niños), ha participado en el ministerio infantil en la Misión Mtshabezi desde 1999, implementando programas para niños en la iglesia de la misión local y en los siete centros de predicación alrededor de la misión. 

 

Ejemplo de una oración para agradecer a Dios:

Dios Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, te damos gracias por el día. Gracias por todo lo que vemos a nuestro alrededor, los animales y las aves, por nuestras fuentes de agua y por el sol. Todo ello nos muestra quién eres.

Gracias, Señor.

Gracias, nuestro Salvador Jesús, por morir por nosotros para que podamos ir al cielo. Jesús, mi Salvador, creo en ti.

Gracias, en el nombre de Jesús. Amén.

Enviado por Simangaliso Ncube, pastor de niños de la iglesia Lobengula de los Hermanos en Cristo de Zimbabue, durante los últimos nueve años. 

 

Este artículo apareció por primera vez en Correo/Courier/Courrier en abril de 2019.