Noticias

“Necesito ir a la escuela”: Apoyo menonita en la RDC

Kanku Ngalamulume y Kapinga Ntumba son huérfanos que viven en Tshikapa a donde huyeron después de que sus padres fueran asesinados en la región Kasai de la República Democrática del Congo. Foto del CCM: Mulanda Juma.
fecha de publicación: 
Martes, 21 Agosto 2018

El niño Kanku Ngalamulume, de 10 años de edad, huyó de su casa en el poblado de Senge después de que grupos armados decapitaran a su madre, padre, así como a sus hermanos.

Kanku se encuentra entre los 1.4 millones de personas en la región Kasai, República Democrática del Congo, que han sido expulsados de sus hogares debido a la violencia entre las milicias locales y el ejército congoleño que estalló en agosto de 2016.

Entre lágrimas, Kanku le contó al representante del CCM, Mulanda Juma, que después de la muerte de su familia, corrió con otros aldeanos hacia el monte. Viajaron a pie durante cinco horas hasta llegar a la ciudad de Tshikapa, en donde Mama Agnès, otra persona desplazada, ha estado cuidando de él.

En febrero, cuando Kanku habló con Juma, expresó que se sentía desesperanzado.

“Solo comemos una vez al día en las horas de la noche. No encuentro ninguna razón para tener esperanza”.

Esto fue antes de que las tres iglesias anabautistas locales distribuyeran comida, con el apoyo del Comité Central Menonita (CCM) y otros grupos anabautistas (ver la lista al final de la historia). Entre abril y junio, las iglesias distribuyeron harina, frijoles, aceite y sal a 830 hogares así como suministros de higiene a 1.000 mujeres y niñas.

Dentro de las iglesias locales se encuentran las miembros del CMM Communauté des Eglises de Frères Mennonites au Congo (CEFMC; Iglesia de los Hermanos Menonitas del Congo) trabajando en Kikwit; Communauté Evangélique Mennonite (CEM; Iglesia Evangélica Menonita) en Kabwela; y Communauté Mennonite au Congo (CMCo; Iglesia Menonita del Congo) en Tshikapa.

En julio, Kanku y Kapinga Ntumba, una niña de 12 años que huyó del pueblo de Kamonya en abril del 2017, le dijeron al administrador del programa del CCM  Matthieu Abwe Luhangela que estaban felices de recibir la comida distribuida, pero que se necesitaría más para los meses venideros.

Kapinga es igualmente una huérfana que está tratando de encontrar su camino después de que hombres armados asesinaran a su padre y a su madre.

“Estoy siendo cuidada por una señora cuyo nombre es Mary. Estamos viviendo en una iglesia allí en Tshikapa. Yo estaba en la escuela antes de partir; necesito ir a la escuela”, le dijo Kaping a Juma en febrero.

Las iglesias están respondiendo a la necesidad de educación pagando los gastos escolares para más de 500 estudiantes. Cuando la escuela empiece en septiembre, los niños también tendrán uniformes y útiles escolares para su utilización.

También, tendrán más comida porque las iglesias les suministrarán en agosto a 1.180 hogares en Kabwela, Kikwit y Tshikapa, alimentos para cinco meses. La comida que está financiada con $528.000 de la cuenta del CCM en el Banco Canadiense de Granos Alimenticios (Foodgrains Bank), reducirá la brecha en el consumo de alimentos, mientras que los hogares con acceso a la tierra podrán preparar los campos, plantar y cosechar los cultivos.

Actualmente, el número de personas desplazadas de la región de Kasai ha disminuido a unas 900.000, pero el conflicto allí ha causado una severa inseguridad alimentaria en el área, afectando unos 3.2 millones de personas. De acuerdo con UNICEF, hasta 400.000 niños están en riesgo de morir por desnutrición.

Las iglesias están trabajando con el CCM para desarrollar planes de recuperación de los medios de subsistencia, apoyar a las familias que puedan regresar a sus hogares y también para quienes permanezcan en situación de desplazamiento. Además, la planificación para trabajar temas de construcción de paz y de sanación del trauma está en marcha.

“Gloria y honor a Dios por haber puesto en ustedes, por medio de su Espíritu Santo, este sentimiento de amor que es una expresión de fraternidad activa. Mi reconocimiento y toda mi gratitud para todos nuestros asociados, quienes eligieron intencionalmente sentir la desgracia de los congoleños trayendo ayuda alimentaria”, señala Jean Felix Cimbalanga Wa Mpoyi, presidente de CEM. “Sus oraciones siempre tienen un impacto muy positivo en la vida de nuestras iglesias”.

Las organizaciones anabautistas apoyando la distribución de comida y educación incluyen a Misión Intermenonita de África; Caisse de Secours (brazo de desarrollo Menonita Francés); Comunidad Internacional de los Hermanos Menonitas (ICOMB); MB Mission; Witness de la Iglesia Menonita de Canadá; Red Menonita de Misiones, Congreso Mundial Menonita, y Konferenz der Mennoniten der Schweiz/Conférence Mennonite Suisse (Conferencia Menonita Suiza).

—Comunicado del CMM con archivos del CCM.

Haga clic aquí para brindar apoyo, el cual ya ha comenzado, en Kasai.
 

Geographic representation: 
Africa

Añadir nuevo comentario