Noticias

Mujeres anabautistas de la Región Andina se brindan cuidado pastoral entre sí

Mujeres de varios países andinos participan en una sesión de “Caring for ourselves and each other among women,” facilitada por Carolyn Holderread Heggen y Elizabeth Soto Albrecht, de Mujeres Menonitas EE.UU. Foto: Daniela Velásquez
fecha de publicación: 
Lunes, 30 Septiembre 2013

Cachipay, Colombia – Cuarenta y nueve mujeres pastores y líderes se reunieron en este lugar del 7 al 10 de agosto de 2013 para recibir capacitación en el tema “Caring for ourselves and each other among women” (Cuidándonos a nosotras mismas y unas a otras) – también conocido como “Sister Care” (Cuidado de Hermanas).

El evento fue parte del Movimiento de Teólogas Anabautistas Latinoamericanas (MTAL) y reunió a mujeres de la región andina: Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, junto a otras de Argentina y Estados Unidos. Las facilitadoras del entrenamiento fueron Carolyn Holderread Heggen y Elizabeth Soto Albrecht de los EE.UU. “Sister Care” es un ministerio de las Mujeres Menonitas EE.UU.

Soto Albrecht compartió que muchos líderes dan y dan, pero a menudo se olvidan de sí mismos. Este taller “se convirtió en un tiempo en el que fuimos pastores unas de otras, nos acompañamos, y experimentamos el modelo de lo que la confidencialidad y la confianza significan en culturas donde confiar es muy difícil.”

El taller se inició con un análisis del contexto colombiano y sus implicaciones para la región andina y los participantes compartieron el saldo que 60 años de guerra ha tenido en su país, en su comunidad y en sus familias. Cada día hubo tiempo para la reflexión personal y para un profundo trabajo interior, y para compartir en comunidad y apoyarse mutuamente en las penas y alegrías. Soto Albrecht lo describió diciendo, “nos abrazamos en el llanto y en la alegría.”

En el contexto de esta comunidad muchas mujeres pudieron iniciar la jornada hacia la sanidad. “Dios estaba allí, presente y tangible, a través del amor de estas hermanas y la apertura de nuestro espíritu,” dijo Soto Albrecht. “Fue un privilegio poder ver y escuchar de parte de las hermanas, que con lágrimas en sus ojos y con una profunda convicción, fueron capaces de reclamar una profunda sanidad en aquellas áreas de su vida.”

Este grupo diverso, con diferentes posiciones teológicas, fue capaz de dialogar sobre temas controversiales que la iglesia enfrenta en la actualidad. Daniela Velásquez de Perú, una de las participantes más jóvenes del evento, quedó impactada por la forma en la que fueron capaces de aprender en medio de estas diferencias. “Pudimos escuchar las opiniones e ideas de cada persona, y aprender a vivir con estos puntos de vista diferentes a los nuestros, en una ambiente de respeto y sin imponer a los demás. De este modo, este encuentro fue un pequeño paso para unir fuerzas, de escuchar y respetar a los demás con respecto a nuestra fe,” compartió Velásquez.

También se tomaron decisiones con respecto al futuro del Movimiento de Teólogas Anabautistas en esta región. Se eligió un nuevo equipo facilitador para la Región Andina, con un nuevo modelo de una coordinación compartida entre dos mujeres, Martha Lucía Gómez, pastora, y Zaraí Gonzalía, administradora ejecutiva del Seminario Bíblico Menonita de Colombia. El primer año estarán acompañadas por la coordinadora saliente Alix Lozano.

En este encuentro las mujeres también acordaron una cuota de membresía o de participación en el movimiento y alentar a las conferencias a que también contribuyan al movimiento, ya que actualmente no cuenta con apoyo financiero continuo. Se levantó una ofrenda inicial, con la esperanza de iniciar un fondo que en el futuro servirá para sostener o apoyar proyectos que generen ingresos para las mujeres.

En el informe de Lozano sobre el evento, Lozano expresó el profundo agradecimiento de los participantes por el apoyo de una gran variedad de individuos y organizaciones que hicieron que este evento fuera posible: Concilio de Ministerios Internacionales Anabautistas de América Latina (CIMLAC), Movimiento de Teólogas Anabautistas Latinoamericanas (MTAL), Comité Central Menonita, Red Menonita de Misiones, Justapaz, Schowalter Foundation y el Seminario Bíblico Menonita de Colombia. También se expresó gratitud a las iglesias anabautistas de la región andina por su apoyo en oración y por el estímulo y el apoyo a las mujeres participantes.

Comunicado de prensa de Kristina Toews, Responsable de Comunicación por Internet del CMM

Martha Gómez (izquierda) y Zarai Gonzalia fueron elegidas para formar el nuevo equipo facilitador para la Región Andina del Movimiento de Teólogas Anabautistas Latinoamericanas. Foto: Mujeres Menonitas EE.UU.

 

 

 

 

 

 

Elizabeth Soto Albrecht (derecha) demuestra cómo “no escuchar” en un sketch con Zaraí Gonzalía. Foto: Carolyn Heggen

 

 

 

 

 

 

Geographic representation: 
Latin America and Caribbean

Comentarios

Creo que eventos como el celebrado en Cachipay, son valiosos, pues en medio del compartir entre las hermanas, se brinda la oportunidad del encuentro (o reencuentro en algunos casos), en el cual se puede expresar, la amistad, el amor, el apoyo, la oración, la alabanza y adoración conjunta, y recibir la Bendición del Señor, y recobrar nuevas fuerzas y nueva visión para continuar nuestros caminos, y ser testigos de la obra que nuestro Dios sigue haciendo en medio cada comunidad. Felicitaciones para Martha y Zaraí, por su nuevo cargo, que el Señor les bendiga, y recompense su entrega y servicio. Atentamente, Oscar Herrera R.

Hermano Oscar, muchas gracias por sus palabras de apoyo. Bendiciones del CMM.