Noticias

MDS Indonesia: Trabajo práctico para la transformación espiritual

Jóvenes cristianos y musulmanes trabajan juntos en reconstrucción de desastres. Fotos cortesía de Paulus Hartono
fecha de publicación: 
Miércoles, 28 Septiembre 2016

Winnipeg, Manitoba, Canadá – Indonesia está situada en líneas de falla – geográfica y sociológica. La cadena de islas se ubica en la convergencia de 3 placas tectónicas y es propensa a terremotos, tsunamis y volcanes; su gente está esparcida sobre miles de islas y hablan cerca de 700 idiomas; el estado reconoce seis religiones (Islamismo, Cristianismo – protestantes y católicos, Hinduismo, Budismo y Confucianismo).

En medio de esta volátil situación, Gereja Kristen Muria Indonesia, una conferencia Menonita de Indonesia, está construyendo paz a través de la atención a desastres y el desarrollo comunitario.

“La diversidad es una riqueza extraordinaria para la gente de Indonesia, pero si no se maneja apropiadamente, el conflicto puede debilitar la integridad del estado y la nación,” dice Paulus Hartono, el Director del Servicio Diaconal Menonita.

El Servicio Diaconal Menonita (MDS por su sigla en inglés, la cual es compartida con el Servicio Menonita de Asistencia a Damnificados de Norteamérica) direcciona su servicio humanitario y su trabajo de paz en tres rutas de misión: respuesta a desastres, transformación de conflictos y preservación ambiental. Lo anterior, impulsando servicios como el desarrollo económico comunitario, la agricultura orgánica, becas e iniciativas de salud.

El MDS colabora con otras organizaciones no gubernamentales para responder a desastres (como terremotos) dentro de los límites de Indonesia y en la región, por ejemplo, enviando consultores de recuperación de traumatismos a las Filipinas después del Tifón Haiyan.

El trabajo del MDS no solamente se ocupa de estructuras y paisajes, sino también de relaciones interreligiosas e incluso de los corazones de la gente.

En búsqueda del objetivo de la iglesia GKMI trabajar “para la gloria de Dios y por una sociedad pacífica y solidaria” las iglesias combinaron varios esfuerzos que ya existían (como el FKPI, Foro de Indonesia por la humanidad y el ser pueblo) para formar el MDS en el 2006.

El incipiente MDS estaba en medio de una sesión de formación cuando llegaron las noticias del terremoto de Yogyarta en 2006. Las sesiones se cancelaron mientras los miembros entraban en acción. Al enterarse de que la ayuda estaba teniendo dificultades para pasar debido a los saqueos y disturbios, Hartono le pidió a un comandante Hizbullah que enviara personal para acompañar los suministros (Hizbullah es una organización juvenil nacionalista militante).

Después de que la emergencia pasó, el MDS invitó al comandante a poner sus tropas a colaborar con los esfuerzos de reconstrucción. Acampando en el cementerio de la iglesia, cristianos y musulmanes juntos trabajaron, durmieron, cocinaron, comieron y tocaron guitarra “en un solo idioma: la humanidad,” dice el director del MDS Paulus Hartono. “El lenguaje religioso fue reemplazado con acciones mostrándonos amor unos a otros”

En coautoría con el líder musulmán Agus Suyanto, Hartono ha escrito un libro sobre el encuentro islámico-cristiano por la paz en Indonesia, llamado Laskar dan Mennonite (Paramilitares y Menonitas).

—Comunicado del Congreso Mundial Menonita por Karla Braun.

Fotos cortesía de Paulus Hartono

Jóvenes cristianos y musulmanes trabajan juntos en reconstrucción de desastres.

 

(r) Paulus Hartono, director del MDS de Indonesia, y el comandante Hizbullah, Yani Rusmanto. 

 

 

 

 

Geographic representation: 
Asia and Pacific

Añadir nuevo comentario