News

Haciendo algo sobre la fe

Foto: Jonathon Charles
Release date: 
Tuesday, 25 August 2015

El Servicio Menonita de Desastres levanta casas en 5 días en la Asamblea

Harrisburg, Pennsylvania, EE.UU. – Puede ser que la última actividad que uno podría esperar escuchar o ver en una convención internacional de la iglesia es el golpeteo de los martillos sobre los clavos, pero para muchos en PA 2015 del Congreso Mundial Menonita, fue como anillo al dedo.

Todas las tardes, justo fuera de los pasillos con aire acondicionado del complejo Farm Show Complex de Harrisburg, los participantes construían dos casas prefabricadas buscando una manera de utilizar sus músculos y al mismo tiempo hacer una conexión significativa con su fe.

“Siempre hablas de la iglesia pero no haces nada,” recuerda Alex Noord a su hijo Niels de diecisiete años diciéndole en su hogar en los Países Bajos. Ahora, como asistente a la Asamblea con Niels y Tymen de catorce años, él y sus hijos tuvieron la oportunidad de “hacer” algo.

En el calor del sol de Pennsylvania, Niels y Tymen clavaron pernos en los marcos de la pared de una de las casas, que estaban destinadas para dos familias que perdieron sus hogares debido a desastres naturales: uno en Nebraska y el otro en Maryland.

“Me gusta trabajar con cuestiones técnicas,” dijo Niels. “Construir una casa es grandioso.”

La construcción de casas prefabricadas a manos de voluntarios bajo el programa Partnership Home Program es una de las labores del Servicio Menonita de Desastres, con sede en Pennsylvania. Cada año, el Servicio Menonita de Desastres también envía docenas de equipos de voluntarios a escenas de inundaciones y de desastre a lo largo de América del Norte para ayudar a las víctimas a limpiar, reparar y reconstruir sus hogares.

En PA 2015, el personal y los voluntarios del Servicio Menonita de Desastres estuvieron a mano para guiar a unos 30 voluntarios cada día para ayudar a construir los pisos y las paredes de las casas, los cuales finalmente iban a ser cubiertos y empaquetados para su transporte.

Los participantes eran personas de todas las edades, muchos de ellos sin experiencia en la construcción. Darwin Villacis, parte de una iglesia misionera en Ecuador, contribuyó con dos tardes en el proyecto con el fin de observar cómo los norteamericanos construían sus casas.

“Tengo talento en mis manos; no tengo talento con mis palabras y mi lengua,” dijo el mecánico de 47 años de edad.

Marcela Dow nunca antes había usado un martillo. La chica de 15 años y su grupo de jóvenes de Filadelfia, Pennsylvania, se ofreció como voluntaria “porque ayudar a la gente es siempre divertido; se pude ver el cambio que uno produce.”

Byron Rempel-Burkholder es escritor y editor de Winnipeg, Manitoba, Canadá.


*Para ver más historias, fotos y videos como este, visite pa2015.mwc-cmm.org. El sitio también contiene recursos de los talleres de PA 2015, tales como hojas de trabajo descargables, diapositivas de PowerPoint y páginas de información para su congregación.

 

Geographic representation: 
North America

Add new comment