Noticias

Gozo en el Espíritu

El miembro del Comité de YABs Oscar Suárez con el traductor de español a inglés Riki Neufeld durante el evento de Renovación 2027 en Kisumu, Kenia. Photo: Len Rempel.
fecha de publicación: 
Jueves, 3 Mayo 2018

Canciones, testimonios y reflexiones bíblicas para celebrar la presencia del Espíritu Santo durante el evento de Renovación 2027

Mientras un grupo musical local interpretaba la canción “Tú eres el Dios altísimo” (You are the most high God), visitantes internacionales de nuestra familia anabautista mundial se movían y cantaban al ritmo de la música, en el evento Renovación 2027 “El Espíritu Santo nos transforma” de este año, el cual tuvo lugar en el auditorio de la escuela primaria Nyamasaria en Kisumu, Kenya, así como en las instalaciones de la Iglesia Menonita de Kenia (KMC).

Dieciocho mujeres Maasai de una confraternidad menonita pasaron la noche en el piso para asistir al evento y presenter un baile tradicional. Foto: Len Rempel.

El evento anual del Congreso Mundial Menonita para conmemorar el aniversario número 500 de la reforma radical, se llevó a cabo en el intermedio de las reuniones del Comité Ejecutivo, las Comisiones, las Redes y las reuniones trienales de los delegados del Concilio General.

“La iglesia menonita mundial es la viña de Jesucristo la cual depende de Dios, el jardinero”, afirmó Gordon Obado, uno de los dos maestros de ceremonia del evento, dando la bienvenida a Kenia a los invitados internacionales.

Una iglesia nacida del Espíritu

Fortalecida por el avivamiento de África del Este, la Iglesia Menonita de Kenia (KMC) ejemplifica el tema: “El Espíritu Santo nos transforma / Roho Mtakatifu Hutubadilisha Maisha” (Swahili).

En la década de 1930, dos adolescentes de 12 años de la Iglesia Menonita de Shirati, Tanzania, además de Rebeka (“Speedy”) Kizinza – una persona de paz motivada a compartir las buenas nuevas, lo cual ocasionó su hospitalidad y su rápido caminar - llevaron el evangelio a regiones en las cuales no lo conocían, e inspiraron a otros a hacer lo mismo.

“A lo largo de Kenia, en cálidas fogatas, la gente se reunía en torno a la Palabra de Dios, además de arrepentirse de sus pecados”, afirmó David Shenk, misionero menonita en retiro quien nació en Tanzania.

Shenk destacó cuatro principios para el avivamiento: el enfoque en Jesús al reunirnos regularmente con cristianos, la confesión de pecados, la dependencia en Jesús y una permanente actitud de gozo.

La renovación continúa: “A medida en que el Espíritu de Dios trabaja en la iglesia, nos parecemos más y más a Jesús”, argumentó Francis Ojwang', el otro maestro de ceremonias.

“Dios está llamando a la gente del Sur Global a ser testimonio del evangelio”, expuso Nelson Okanya, un nativo de Kenia, ahora presidente del EMM (Misión Menonita del Este) con sede en los Estados Unidos.

Renovación 2027 llama a los anabautistas a “ llegar ante nuestro Señor en un espíritu de arrepentimiento y renovación, aprendiendo del pasado para crecer en nuestra relación con Dios aquí, ahora y en los años por venir”, explicó el secretario general del CMM, César García.

Niños(as) kenianos de la escuela dominical declamando un poema, con danza y canto durante el evento de Renovación 2027 en Kisumu, Kenia. Foto: Len Rempel.

Un Espíritu de poder

“¿Por qué es importante para nosotros que los primeros cristianos estuvieran llenos del Espíritu Santo?” preguntó Elizabeth Kunjam (Comisión de Diáconos, India) a los asistentes. Reflexionando sobre el pasaje bíblico que se encuentra en Hechos 2, Kunjam llamó la atención sobre tres razones por las que este evento de hace 2000 años tiene significado el día de hoy: el Espíritu Santo continúa empoderando a la iglesia; la iglesia tiene una naturaleza diversa e inclusiva; la iglesia es una muestra del Reino de Dios. 

Los problemas con los que se enfrenta nuestra generación requieren una intervención activa de la iglesia, argumentó Kunjam. “El empoderamiento del Espíritu Santo... permite que dentro la familia anabautista global se incremente la capacidad de dar testimonio al mundo”.

“¿A dónde va el Espíritu Santo? El Espíritu Santo va a dónde la gente lo está esperando”, expuso Alfred Neufeld (Comisión de Fe y Vida, Paraguay), quien presentó un panorama general sobre el entendimiento del Espítitu Santo en los primeros años de la iglesia, de los primeros anabautistas así como la mirada que se tiene hoy en día.

“Dios no nos ha dado un espíritu de debilidad sino dunamos, un espíritu poderoso”, puntualizó Neufeld. “Queridos amigos, disfrutemos de la presencia [agape – el amor que cuesta/el amor hacia nuestros enemigos] del Espíritu de Dios”.

Un Espíritu de transformación

“En el libro de Apocalipsis, los testimonios derrotan a los enemigos”, expresó por su parte Barbara Nkala (Representante Regional, Zimbabwe).

Nkala, además de Jürg Bräker (Comisión de Diáconos, Suiza) y Oscar Suárez (Comité de YABs, Colombia) compartieron testimonios sobre cómo el Espíritu Santo está trabajando en sus iglesias locales: permitiendo unidad en medio de la diversidad de opiniones en Suiza; reuniendo a una familia dividida y apoyando la objeción de conciencia en Colombia; y brindando recuperación física e inspiración para la misión a mujeres de Zimbabue.

Líderes con espíritus fuertes

Philip Okeyo, obispo y moderador de la KMC, lideró una ceremonia para honrar a los líderes retirados de la Iglesia, cuyos cuerpos pueden parecer débiles pero cuentan con espíritus fuertes.

Siendo el eco de otros obispos retirados, Musa Adongo le dio gracias a Dios por todas las bendiciones recibidas. Joshua Okelo animó a la iglesia a continuar el trabajo de compartir el evangelio.

Reflexionando sobre las últimas reuniones del Concilio General, Rebecca Osiro, la vice presidenta del CMM y pastora ordenada de la KMC, dijo que una pequeña iglesia nacional se enfrentó a muchos retos en la organización de un evento internacional, pero que fue un honor tener solidaridad con la iglesia mundial en Kenia. “Nos sentimos animados y fortalecidos de haber podido hacer de este evento una realidad”.

Coros locales deleitaron a los asistentes con presentaciones de canto y danza. Un grupo de niños(as) de 4-14 años, organizado por el ministerio de mujeres de una iglesia de la KMC en Kisumu, presentó canciones, danza y compartió el poema “Estamos aquí para celebrar”, compuesto de manera especial para el evento.

El presidente del CMM, J. Nelson Kraybill cerró el evento con estas palabras: “ Ya no somos ni griegos ni hebreos (Galatas 3,28), kenianos o americanos, realmente somos uno en Cristo”.

“Que el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, el Dios viviente, les de las fuerzas necesarias para continuar esparciendo el evangelio de Cristo”, expresó finalmente Samson Omondi, Secretario General de la KMC.

—Comunicado del Congreso Mundial Menonita

 

Geographic representation: 
Africa

Comentarios

Estimados amigos, doy gracias al Señor por haber participado en este evento donde se vió la presencia del Espíritu de Dios enmedio de todas y todos los representantes globales unidos alabando al Señor
.

Añadir nuevo comentario