Testimonies

Eun Hunki: Eligiendo seguir el camino de Jesús

Representante regional del CMM KyongJung Kim visita al granjero coreano Menonita Eun Hunki, su esposa, Sangrok Yang, e hijo, Jongrul Eun, en su granja lechera en Japón. Foto cortesía de KyongJung Kim.

Testimonio para Renovación 2027: Los anabautistas de hoy

Renovación 2027 es una serie de eventos que se llevarán a cabo durante 10 años, con la finalidad de conmemorar el aniversario 500 de los inicios del movimiento anabautista. Esta serie destaca a los líderes del movimiento desde épocas históricas hasta el presente. En esta entrega, KyongJung Kim, representante regional del CMM para el noreste de Asia, reflexiona sobre su visita a Eun Hunki (Takai Satoshi en japonés), un granjero menonita coreano que vive en Japón.

La granja lechera menonita de Eun Hunki se encuentra a 40 minutos del centro Menonita Hukuzumin, en Hokkaido, Japón.

Eun se graduó en 1960 de la Escuela Vocacional Menonita en Kyungsan, Corea del Sur. Cuando el Comité Central Menonita llegó a hacer trabajo de ayuda en emergencias, en Corea del Sur después de la Guerra de Corea, estableció una escuela vocacional para niños huérfanos como Eun. Los estudiantes no solo adquirieron conocimiento académico sino también valores basados en la fe Menonita, algunos de los cuales eran diferentes de los que Eun había aprendido anteriormente.

Su vida no fue fácil, pero nunca dejó de llevar el espíritu de Jesús el cual los Menonitas le enseñaron a través de sus años en la escuela vocacional, en  los años 1950-60. Después de la graduación, estudió ganadería lechera y finalmente se mudó a Hokkaido, Japón, a vivir con su familia.

Después de muchos años de trabajo duro, Eun estableció una granja lechera menonita en Hokkaido durante el año 2007. El letrero de su granja dice: “En memoria de los cristianos menonitas que sirvieron en el nombre de Cristo en la Escuela Vocacional Menonita en Corea 1951–1971”. Él espera que su vida y trabajo contribuyan a la extensión del reino de Dios.

El camino de la vida de Eun lo llevó  a una tierra extranjera para hacer un nuevo hogar. (Muchos coreanos experimentaron el gobierno colonial japonés sobre Corea entre 1910 y1945 el cual actuó de manera severa y opresiva). Para Eun, la reconciliación es un proceso en marcha; él está eligiendo seguir el camino de Jesús incluso en lo que podría ser llamado un país enemigo. Eun es un ejemplo de cómo una víctima puede ser transformada para producir el fruto del Espíritu que es de beneficio para todos en el reino de Dios.

Las relaciones impulsadas desde el CMM y el trabajo en red con las iglesias nacionales miembros [del CMM], son valiosas para Eun. Él está interesado en tener trabajadores menonitas para que vayan a servir y a aprender conjuntamente en su granja en Hokkaido.

“Ciertamente la cosecha es mucha, pero los trabajadores son pocos. Por eso, pidan ustedes al Dueño de la cosecha que mande trabajadores a recogerla” (Mateo 9,37–38).

Mientras Eun cultiva su visión de participar en la misión de Dios junto a las iglesias anabautistas en Japón, que su trabajo y vida también se conviertan en catalizadores para que las iglesias japonesas crezcan.

—KyongJung Kim es el representante regional del CMM para el noreste de Asia, quien estuvo visitando las iglesias anabautistas a lo largo de Japón (Conferencia de los Hermanos Menonitas, Nihon Kirisuto Keiteidan*, Nihon Menonaito Kirisuto Kyokai Kaigi*, Nihon Menonaito Kirisuto Kyokai Kyogikai *, Tokyo Chiku Menonaito Kyokai Rengo*[los asteriscos indican membresía en el CMM) en 2016.

Author: 
Locations: 
Date/Fecha: 
19 Jul 2017 - 11:47am